La vida comienza por un Sueño que te estremece en la mañana

“El sueño que cambia, que se sueña y que se sorprende de soñar se llama filosofía, metafísica, poesía. Sólo creo en eso.”

Jorge Luis Borges

.

La vida comienza por un sueño que te estremece en la mañana…

Francis Campos, Cartas Marineras, 2009

Estiramientos antes del debut en Media Maratón. Huesca 2011.

  Estiramientos antes del debut en Media Maratón. Huesca 2011.

Me ato las zapatillas sin sentir ningún tipo de presión. Hoy es un día importante porque corro la carrera más larga de todas las que he hecho hasta el momento: 30 kilómetros contra mí mismo. El motivo no es sólo completar el entreno de 135 minutos que tengo ante mí, sino demostrarme que mantengo la misma fe que el primer día en que comencé a preparar el Maratón de Frankfurt.

Dicen que para que un objetivo sea un objetivo ha de ser, entre otras cosas, alcanzable. Cuando me preguntan si mi objetivo lo es, no sé qué responder, pero tampoco me importa. No me gusta tratar el deporte como un juego de matemáticas donde uno está o no está preparado para hacer cierta marca. Evidentemente la cosa va de números, pero son tantos los factores que influyen en el rendimiento de un maratoniano, que el “estar o no estar” es la excusa perfecta para fallar el día de la competición, y la causa fundamental de que eso mismo suceda el día de la prueba. Quien desvele esta incógnita es un auténtico genio, y al igual que yo, nunca ha corrido un maratón.

Mi sueño es la tirada larga. Una tirada de 42.195 metros. Sólo me sale pensar que cada vez que salgo a correr mi objetivo está más cerca. No sé por qué tengo la sensación de que mi rendimiento y mis propias circunstancias dependen sólo de mi mente y de mi cuerpo. Cada paso que doy pienso en el maratón. Cuando vuelcas todas tus fuerzas en un punto del infinito, las posibilidades de acercarte a ese punto son las máximas posibles. Nunca llegará el momento en que pienses que podría haber sido mejor. Es uno de los principios que aplico a cada cosa que hago. Nunca dejes de perseguir con insistencia lo que has soñado.

Arrancamos un día más desde el Río Besós. La tropa soñadora se encamina hacia El Masnou. Lo más profesional de nosotros es la devoción con la que damos cada zancada, que no es poco. Es admirable ver cómo sufrimiento deviene en emoción y alegría. Todos preparamos un maratón compaginando entrenamientos con excesivas horas de trabajo. Nos une el amor por los kilómetros, y sobre todo la prisa por apagar el ordenador, cerrar la persiana del curro y disfrazarnos de los auténticos campeones que hacen cada día lo que más les gusta: correr.

Hay una persona de la que estoy aprendiendo algo muy importante en el maratón: cómo mantener la serenidad. No hay nada mejor que tener un grupo de entrenamiento para hacer tiradas largas. Creo que ayuda mucho el hecho de tres corredores avancemos inexorablemente hacia la meta de nuestras pretensiones. Jesús Chinchilla mantiene siempre la calma y controla cada paso que damos. Muy gustosamente correría junto a él un nuevo maratón. Lo dejo ahí…

Esta semana también trabajamos de nuevo la parte mental del maratón en una sesión de coaching. Hay creencias dentro de nosotros que nos frenan a conseguir lo que queremos. Nuestra mente pone frenos a nuestro avance y hemos de concentrarnos exclusivamente en nuestras creencias potenciadoras: “Yo soy bueno, y además, con voluntad y esfuerzo puedo ser mejor”. Hoy me lo repetí una y otra vez durante el trayecto, sobre todo a la vuelta cuando las fuerzas estaban más mermadas. Después de todo, y salvando alguna sobrecarga, llegué muy entero y con ganas de más.

Hemos de pensar que todo suma. Los kilómetros y las horas de entreno, la dieta y los kilos de menos, los avituallamientos y la correcta alimentación los días previos a la prueba, las ganas y la ilusión, la compañía, la gente positiva que aplaude tu insistencia, las horas de sueño, las sonrisas, la autoconfianza, las palabras sabias que expresan emociones, los consejos de quienes alguna vez erraron y otras tuvieron éxito. Esta es mi realidad a 3 semanas de la BMW Frankfurt Marathon. Nada más lejos de los sueños. Pase lo que pase, la experiencia habrá merecido la pena, y cada zancada habrá servido para alimentar un sueño que nunca se acaba…

Tic, tac, tic, tac. Avanzar y avanzar, sin volver la vista atrás. Ser positivo significa mantenerse ante la adversidad. No importan los tambaleos. Si no te rindes, el hábito de ser persistente es el viento frecuente que nos empuja a conseguir aquello que anhelamos. Yo lo he visto y sé que existe. No importa lo que suceda o refleje el tiempo al pasar. Yo tenía un sueño. Y lo sigo teniendo…

Francis Campos

Barcelona, 6 de octubre de 2013

F.Campos - Entreno con Ángel Mullera - Bc Team

F.Campos – Entreno con Ángel Mullera – Bc Team

Anuncios
Categorías: Sin categoría | 4 comentarios

Navegador de artículos

4 pensamientos en “La vida comienza por un Sueño que te estremece en la mañana

  1. felix cuesta del amo

    Hoja francis,me llamo Félix cuesta y también voy a Frankfurt…estaría encantado de conocerte y vernos por allí!!!

     Impossible is Nothing 

  2. Tienes que disfrutar al máximo del proceso de prepararse una maratón para poder disfrutarla al máximo. Espero que cumplas todos tus objetivos y expectativas con esta experiencia, yo estoy segura de que lo harás porque QUERER es PODER.
    😉

  3. Estas son las que cuentan campeón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: